Susana y Vanesa atienden cientos de interacciones diarias en francés y portugués desde el contact center de Logikaline en Orona.

Por su parte, Iratxe y Silvia gestionan el SAT en catalán y castellano.